santa amalia
Televisión Española: censura y orientación política de la información
25/11/2012   //   Por:   //   Televisión   //   Sin comentarios   //   366 vistas

El Consejo de Informativos de Televisión Española (TVE) ha emitido una alerta ante las “numerosas quejas y peticiones de amparo, que ha recibido debido a “intromisiones o coacciones en la labor informativa” de los profesionales de TVE, de los que 260 han firmado, hasta ahora, una carta de apoyo a las personas afectadas y “en contra de las presiones que menoscaban la labor y el buen hacer profesionales”.

El CDI informa de que las denuncias han adquirido especial gravedad en el programa Informe Semanal, espacio en el que varios profesionales han sido advertidos o expulsados del programa tras ejercer su derecho a retirar la firma de algunos reportajes en los que la Dirección ha impuesto una línea editorial contraria a los principios del Estatuto de Información y al Manual de Estilo de CRTVE.

El CDI recuerda que el Estatuto de Información dedica varios artículos a preservar la libertad de expresión de sus profesionales y al derecho a elaborar los contenidos informativos con libertad. Para resguardar esa libertad de información y la independencia profesional el Estatuto describe los casos en los que los profesionales pueden acogerse a la cláusula de conciencia.

En particular, el Artículo 17 del Estatuto de Información contempla que: “los autores de una información podrán retirar su firma o negarse a leer o presentar en imagen una información cuando ésta, en el proceso de control editorial o de reelaboración, reemisión o reutilización en otra plataforma o soporte de difusión, resulte sustancialmente modificada en su sentido o forma. El ejercicio de esta facultad no dará lugar a sanción o perjuicio profesional”.

El mismo derecho se recoge también en la Ley Orgánica 2/1997, de 19 de junio, reguladora de la cláusula de conciencia de los profesionales de la información, cuyo artículo 3 establece que “podrán negarse, motivadamente, a participar en la elaboración de informaciones contrarias a los principios éticos de la comunicación, sin que ello pueda suponer sanción o perjuicio.”

Esta circunstancia ha concurrido, a juicio del Consejo de Informativos, en varios reportajes de Informe Semanal, en los que diversos miembros del equipo han decidido retirar su firma en disconformidad con la línea, el enfoque o el propio contenido impuesto por la Dirección.

Estas prácticas han sido denunciadas por los profesionales mediante escritos dirigidos al Consejo de Informativos que, conforme a lo dispuesto en el artículo 14 del Estatuto, ha analizado las quejas y antes de adoptar cualquier otra iniciativa, ha intentado mediar ante la Dirección de Informativos.

Más de 260 profesionales han suscrito, hasta ahora, una carta en contra las presiones que menoscaban la labor y el buen hacer profesionales. Se pide además “respeto a los principios profesionales y a las reglas del juego del periodismo independiente”.

Pero el CDI detalla que, lejos de intentar corregir la situación, la Dirección ha optado por una “práctica intimidatoria” hacia los profesionales que han decidido defender el Estatuto y la libertad de información. Mediante la práctica de imposiciones, advertencias de sanción o el cambio de destino, la Dirección “parece interesada en imponer una ley del silencio que daría al traste con los derechos profesionales regulados en los últimos años y con la credibilidad del servicio público que debemos a los ciudadanos”.

Nunca antes, desde la aprobación de la Ley de 2006 y el Estatuto de Información, se habían producido este tipo de prácticas contra los profesionales de TVE, sostiene el CDI, que tiene por ley el deber de garantizar el control interno, la independencia editorial y la independencia de los profesionales de los servicios informativos.

En el ejercicio de esta responsabilidad, el Consejo de Informativos de TVE ha reclamado a la Dirección que “cesen este tipo de prácticas y que se exijan responsabilidades a quienes por acción u omisión permiten este tipo de atentados contra la libertad de información”.

Carta de los realizadores de Informe Semanal:

Ante expulsión del realizador Carlos Alonso del equipo del programa Informe Semanal

El realizador Carlos Alonso ha sido expulsado del equipo de Informe Semanal donde ha venido trabajando los últimos 6 años. Carlos Alonso decidió no firmar dos de los últimos reportajes que le fueron asignados, el relacionado con la muerte de cuatro jóvenes en el Madrid Arena y el de las elecciones Vascas y Gallegas. La negativa a firmar estuvo relacionada con la falta de rigor de ambos reportajes así como al hecho de que sus aportaciones para corregir esa falta de rigor fueron ignoradas con argumentos no profesionales.

El caso de Carlos Alonso es la punta del iceberg de una serie de graves incidentes que han afectado tanto en el equipo de realización como de redacción de Informe Semanal desde el mes de septiembre. La dirección del programa ha optado por imponer una línea editorial concreta en los temas más sensibles ignorando el precepto legal de que TVE debe ser independiente, plural y rigurosa en sus contenidos. Se seleccionan temas de manera tendenciosa, se imponen enfoques concretos y las declaraciones a usar, se limita la lista de las personas a entrevistar y se veta de una manera clara y directa tanto a ciertas personas como aquellas noticias incómodas para la línea editorial de la dirección. La retirada de firmas tanto de redactores como de realizadores por estos motivos ha sido una constante de los últimos meses.

El clima de presión sobre el equipo de Informe Semanal se ha ido haciendo cada vez mayor. La expulsión del equipo de Carlos Alonso es injustificable en lo profesional y un paso más en una estrategia clara que quiere imponer el silencio, el miedo y la ausencia de debate periodístico en la elaboración de los contenidos.

Las consecuencias para Informe Semanal del marcado sesgo informativo están siendo muy graves. Las fuertes críticas que llegan tanto del ámbito profesional como del entorno ciudadano están minando gravemente nuestra credibilidad al tiempo que las audiencias nos lanzan un mensaje muy preocupante sobre la estabilidad de un programa con más de 35 años de historia.

Los abajo firmantes solicitamos a la Dirección de Informativos de TVE y a la Dirección de TVE su intervención inmediata en defensa de los principios a los que esta televisión pública se debe. La televisión sufragada con los impuestos de todos los ciudadanos no puede ser un instrumento de nadie por lo que la Dirección de Informe Semanal debe recibir un mensaje inequívoco de respeto a los principios profesionales y a las reglas del juego del periodismo independiente en las no caben en absoluto ni la represión ni la expulsión de un programa por defender el rigor frente al sesgo intencionado en la elaboración de un reportaje.

http://www.periodistas-es.org

Sobre el autor :

Deje su comentario