santa amalia
Internet 4G está a la espera del espectro
29/10/2012   //   Por:   //   Internet   //   Sin comentarios   //   685 vistas

santa amalia

Las empresas de telecomunicaciones se enfrentan a la falta de espectro radioeléctrico; un recurso primordial para conectar a los colombianos a las redes de Internet móvil de siguiente generación.

Divididos en dos

Desde la radio hasta el Internet que usan los teléfonos celulares funcionan enviando ondas electromagnéticas como señales. Pero no cualquier emisora o empresa de telecomunicaciones puede enviar esas ondas como quiera; cada una tiene que hacerlo dentro de un rango determinado por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

El ministerio tiene que distribuir estos rangos entre una gran cantidad de entidades, entre las que están el Ejército Nacional, agencias meteorológicas e incluso academias de investigación espacial.

Los operadores de telefonía celular, sin embargo, ocupan un papel prominente en la ‘lista de espera’ para la asignación de espectro. Por un lado, porque de ellas depende que Colombia se mantenga al día en un área tan importante como la conectividad móvil de banda ancha.

Por otro, porque los operadores necesitan mucho espectro radioeléctrico.

Para que se de una idea de cuánto, piense que una emisora de radio puede emitir toda su programación por una pequeña franja del espectro que se le asigna. Una empresa de telefonía tiene que tratar a cada llamada de celular como una especie de comunicación entre dos estaciones de radio: una que va de una torre a un dispositivo, y otra del dispositivo a la torre.

Distribución equitativa

Si el ministerio asigna un rango de 40 Megahertz a un operador de telefonía, este sólo puede aprovechar de manera efectiva 20 Megahertz. Incidentalmente, este se considera el rango mínimo necesario para montar una red de Internet móvil LTE, cuyas velocidades estén entre de 4 y 10 Megabits por segundo.

Pero en la subasta de espectro radioeléctrico que se llevará a cabo durante los próximos meses, sólo 90 Megahertz estarán en oferta. Y el ministerio tiene que asegurarse de que, aun cuando pueda costearlo, ningún operador compre todo y deje a los demás sin nada.

Esto quiere decir que, probablemente, todos los operadores obtendrán menos de 40 Megahertz. Pero aun si el espectro se reparte de manera equitativa, los operadores con más suscriptores, como Claro, tendrán que aprovechar su rango asignado de forma más eficiente que aquellos con menos suscriptores. La situación actual es precisamente esa, pues todos los operadores cuentan hoy en día con el mismo rango asignado.

Aun así, buscando abrir espacio de participación y competencia a nuevos operadores, el Senado de la República estudia la posibilidad de dejar a Claro totalmente fuera de la subaste de espectro. O de  nivelar por la fuerza la distribución de suscriptores en el país entre los demás operadores.

Optimización limpia

Pablo Bello, secretario general de la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones, no ve mucho sentido a la nivelación forzada de suscriptores de los operadores de telefonía, y considera que el gobierno debería estudiar la posibilidad de asignar más espectro radioeléctrico en los años que vienen, si quiere atraer a nuevos jugadores a este sector del mercado.

Juan Carlos Archila, presidente de Claro en Colombia, sabe que, aún si puede participar en la subasta, su empresa tendría que optimizar aún más su red para aprovechar el mismo rango del espectro que tendrán sus competidores, pero con muchos más suscriptores.

Cuando Vanguardia Liberal le preguntó si su empresa utilizaría estrategias como cobrar tarifas especialmente altas a los usuarios de Internet móvil 4G ilimitado, el ejecutivo respondió que el formato de venta de los planes 4g “todavía no está inventado”, pero que su empresa no pretende convertir al Internet móvil ilimitado en un servicio de lujo.

En cuanto a la posibilidad de que su empresa tenga que dejar ir a algunos de sus suscriptores por orden del gobierno, Juan Carlos admite tener muchas dudas respecto a cómo se llevaría a cabo el proceso. Empezando por los 60 municipios del país donde su compañía es la única que presta cobertura.

Windows 8 lanzado por partida doble

Esta semana Microsoft lanzó oficialmente Windows 8, la versión más reciente de su sistema operativo, la principal fuente de ingresos de la empresa. Sin embargo, muchos de sus usuarios sienten que en realidad la empresa ha presentado dos productos diferentes, en un mismo paquete.

El primero de estos productos ha recibido críticas muy favorables. Se trata sencillamente de una versión mejorada de Windows 7, con un funcionamiento muy similar al del OS anterior y con mejoras de seguridad importantes, entre las que está un filtro de software malicioso, e incluso el sistema antivirus de Microsoft, que está activo desde el momento de instalación y se actualiza automáticamente, sin que haya que pagar por el servicio.

El otro producto que viene atado a Windows 8 también ha sido bien recibido. Su nombre es Metro, y es un sistema que hace a Windows 8 compatible con computares con pantalla táctil y tabletas. En el universo de Metro los programas son aplicaciones, y los íconos son tabletas; recuadros de colores que pueden desplegar información en tiempo real, desde el clima o trinos de Twitter hasta una lista de jugadores conectados a una partida de Call of Duty: Black Ops II.

El problema es que Microsoft no parece haber dedicado suficiente atención a la forma como se integran estos dos universos: el del Windows 8 corriente y el de la interfaz Metro.

Por ejemplo, un usuario del nuevo sistema operativo descubrirá que no puede enviar correos a través de la aplicación de correo de Metro, aún después de configurar sus cuentas personales y empresariales en Outlook, el cliente de correo oficial de Microsoft. Lo mismo sucede en sentido inverso: preferencias o acciones que se establezcan en la interfaz de Metro son totalmente desconocidas o imposibles de usar para los programas de la versión normal de Windows 8.
Y por supuesto, la situación es igual para aplicaciones desarrolladas por empresas diferentes de Microsoft.

http://www.vanguardia.com

Sobre el autor :

Deje su comentario