santa amalia
El acusado del crimen de Santa Amalia afirma que fue un accidente
17/10/2012   //   Por:   //   General   //   Sin comentarios   //   749 vistas
santa amalia
«Antonio, deja la pistola, que no es mía». J. M. S., el único acusado por la muerte de Antonio Rodríguez Campos, que tuvo lugar en la madrugada del 21 al 22 de julio de 2008 cerca de Santa Amalia, afirma que el disparo que acabó con la vida del joven de Villanueva de la Serena fue por accidente. También asegura que dejaron al herido abandonado por error y que avisó al 112 para que le atendiera.
Esta mañana ha comenzado en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Mérida, el juicio por estos hechos. Un jurado popular deberá decidir sobre la inocencia o la culpabilidad de los cuatro acusados. La Fiscalía solicita 21 años y medio de cárcel para el presunto autor material del disparo por los delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas, así como tres años para los amigos que se cree que le ayudaron a deshacerse de la víctima por encubrimiento. La acusación particular eleva a 23 años la petición de condena para el principal imputado, mientras que la defensa solo reconoce el homicidio por imprudencia. En cuanto al resto de acusados, sus abogados solicitan la absolución, en dos casos porque niegan su participación en los hechos y en otro porque afirma que actuó por miedo insuperable.
Tras la formación del jurado, el juicio ha comenzado con la declaración de J. M. S. Según ha indicado, en la noche del 21 de julio se encontraba en su piso de Santa Amalia junto a S. G. C., su novia, y J. A. P. S., primo de la chica. En ese momento llamó Antonio Rodríguez, quien acudió a la vivienda para recoger la comisión correspondiente por la venta de un vehículo, un negocio en el que trabajaba a medias con el acusado, quien ha afirmado que eran amigos y que consumían cocaína juntos.
Durante la conversación se fueron a la habitación a por el dinero. Hacia medianoche, Antonio cogió una pistola que estaba en un cajón, propiedad de un ciudadano portugués que, según J. M. S., la había dejado en su piso por unos días. El acusado le pidió que la dejara, pero como no la soltaba solicitó que se la entregara. La víctima lo hizo, pero en el momento de la entrega se disparó y le hirió en el hombro izquierdo.
J. M. S. ha reconocido que a partir de ese instante actuó por miedo a su situación penitenciaria, ya que solo le faltaban cinco días para conseguir la libertad condicional (de hecho, portaba una pulsera de control telemático y no podía abandonar su domicilio) tras una condena por tráfico de drogas y pensó que cualquier incidente le haría volver a la cárcel. Así que decidió llevar al herido al hospital de Don Benito-Villanueva. Pidió a J. A. P. S. que asumiera esa labor. Por su parte, S. G. C. había abandonado el lugar al oír el disparo. También llamó al cuarto acusado, M. R. O., al que, según ha señalado, le hizo venir al piso con una excusa.
Cuando llegó bajaron a Antonio a su propio vehículo. J. A. P. S. se puso al volante, y J. M. S. y M. R. O. le siguieron en otro coche. Pero en un momento de la marcha se despistaron, y finalmente J. A. P. S. abandonó el automóvil en un camino rural entre Yelbes y Medellín. El principal acusado ha señalado que regresó a Santa Amalia, pero antes paró en una cabina para avisar al 112, aunque no quiso dar sus datos y su llamada no fue atendida. Otro de los acusados llamó quince minutos después al 112, pero tampoco se generó ningún recurso. Al regresar a su casa limpió el piso y se encargaron de eliminar una ropa manchada de sangre y varios efectos de la víctima. Respecto al arma, ha afirmado que la dejaron en el maletero del vehículo donde se encontró a la mañana siguiente el cuerpo sin vida de Antonio Rodríguez, quien falleció sobre las 4.00 horas.
J. M. S. ha reconocido que era consumidor de grandes dosis de cocaína (de tres a cuatro gramos al día, unos 130 euros por jornada) y que mantenía un alto nivel de vida gracias a su trabajo en una constructora y a la actividad de venta de coches. Sin embargo, ha negado que se dedicara al tráfico de drogas.
El juicio ha continuado esta tarde con la declaración del resto de acusados. En principio, está previsto que dure toda la semana debido a la larga lista de testigos y peritos.
http://www.hoy.es/
Sobre el autor :

Deje su comentario