07-04-2014 18-53-10
El Jerez sigue sin dar tregua a sus perseguidores
07/04/2014   //   Por:   //   Deportes   //   Sin comentarios   //   1293 vistas

El Jerez sigue sin dar tregua a sus perseguidores. El equipo de Vázquez Bermejo logró en Santa Amalia su duodécima victoria consecutiva gracias a un gol de Víctor Aguinaco envuelto en polémica. Los templarios continúan con su trepidante ritmo de récord para afianzarse en la tercera plaza y mantener la distancia con Badajoz CF, Coria y Extremadura, aunque consideren que su verdadero rival es el conjunto de Rincón Rus.

La forma en que perdió el partido el Santa Amalia es de las más dolorosas que pueden darse en un terreno de juego. Algunos pueden despachar el asunto echando mano del sempiterno axioma de ‘esto es fútbol’. Pero la verdad es que ayer se confabularon en contra del conjunto amaliense todos los factores posibles para que los puntos volaran del Municipal de manera absolutamente inopinada. Por una parte el infortunio jugó un papel importante, la injusticia también tuvo su parte, y lo remató la errada decisión de un juez de línea al anularle a los locales un gol legal, por un fuera de juego que solo él vio.

Pasaremos de puntillas por una primera mitad en la que se pudo ver un juego encorsetado e insulso, con mucho centrocampismo y escasa profundidad. Tan solo contabilizar una ocasión por cada bando. La del Jerez la protagonizó Tomé en el 36, al poner a prueba a David con un disparo pegado al palo. La del Santa Amalia fue al borde del descanso en un mano a mano de Agus ante Álex, que el delantero amaliense marró de forma incomprensible.

La segunda mitad fue de dominio total y absoluto del Santa Amalia, que se impuso por juego, carácter y ocasiones (que no por goles) a un Jerez desaparecido, cuyo juego no guardaba relación alguna con su privilegiada posición. Manolo avisó en sendas ocasiones en los minutos 52 y 62 en las que la fortuna comenzaba a darle la espalda al conjunto de Rebollo. Pero fue en el 68 cuando Yamil, libre de marca y en una posición privilegiada, manda fuera el balón de forma incomprensible. Hasta aquí era solo culpa de lo esquiva que se mostró la suerte con los locales. Pero faltaba el factor más doloroso y determinante: la injusticia, por la errónea decisión de un juez de línea. Corría el minuto 77 cuando Cristian remató a gol con la cabeza en posición legal un balón rechazado por el portero. El árbitro corrió para el centro del campo mientras los amalienses festejaban abrazados el gol, sin percatarse de que el asistente que cubría la banda de la grada permanecía con el banderín levantado. Los visitantes sacaron el balón y en una rápida transición la pelota llegó a Víctor Aguinaco, que se plantó solo ante David y lo batió por bajo de tiro cruzado. Tarjetas a diestro y siniestro, bronca monumental en el campo y en la grada. y tres puntos que caen del lado de los de Vázquez Bermejo de forma tan injusta como inmerecida.

Fuente: www.hoy.es

 

Valoración : 4.6 (1 votos)
Sobre el autor :

Deje su comentario