santa amalia
Con lo justo basta
20/02/2012   //   Por:   //   Deportes   //   Sin comentarios   //   325 vistas
santa amaliaEl Arroyo se llevó los puntos de Santa Amalia merced a un gol en una de las contadas ocasiones del conjunto líder invicto de la categoría. Los arroyanos no desplegaron su artillería y como viene siendo habitual en las últimas jornadas no mostraron la superioridad que refleja el botín de puntos que atesoran en la tabla clasificatoria.
Los de Juan Marrero no merecieron salir vencedores del choque pero ayer la fortuna le dio la espalda a los amalienses, que hicieron un partido serio y de lucha y tutearon a un conjunto plagado de figuras, que no demostraron con su juego su impecable trayectoria.
El partido tuvo de todo menos fluidez y vistosidad. Ambos conjuntos se enzarzaron en un juego de lucha sin cuartel, marcado por una intensidad superlativa y una férrea disposición táctica que dio como resultado la ausencia casi total de ocasiones de gol.
Fueron los arroyanos los que marcaron en su primera incursión de peligro por mediación de Roberto, que remató de cabeza a las mallas en una jugada de estrategia, donde estuvo por medio la suerte.
Los de Ricardo Fernández pisaron el acelerador en busca del empate y dispusieron de sendas ocasiones para lograrlo, primero en un chut de Juan Diego que se va lamiendo el larguero, y tres minutos después en un disparo a bocajarro de Felipe, que ataja Álex bien situado.
A falta de siete minutos para el descanso, Jaime saca debajo de los palos lo que parecía el segundo gol visitante, y un minuto después se produjo la única jugada del goleador del Arroyo, Toni, que chuta por alto con mucha intención, tras zafarse de dos contrarios, deteniendo Pachi con acierto.
La segunda parte transcurrió con la misma intensidad, pero carente de llegadas de peligro. Los amalienses pusieron toda la carne en el asador e hicieron un generoso esfuerzo por llegar arriba y buscar el empate.
El Arroyo, por su parte, se enfrascó en un juego especulativo y marrullero, más propio de equipos en apuros que de un conjunto con grandes jugadores, que empequeñeció la trayectoria de un cuadro cuyos números asombran a cualquiera.
Al final, los minutos se desgranaron sin que los amalienses lograran un empate que buscaron y merecieron, y sumaron su décimo encuentro sin ganar, mientras que los visitantes siguen sin conocer la derrota, veinticinco jornadas después.
Sobre el autor :

Deje su comentario